Techos tensados: qué son y qué ventajas tienen

Los techos tensados son falsos techos, continuos y desmontables al mismo tiempo, que está elaborado con lonas de Policloruro de Vinilo (PCV).

Descubre la última moda europea de interiorismo en Guinea Ecuatorial.


En Europa, este producto es la última revolución en el ámbito del interiorismo, puesto que ya todas las grandes superficies comerciales cuentan con estos techos personalizados. Su auge se debe a su versatilidad, diseño y adecuación del espacio.

Los techos tensados son un método sencillo y económico de diseñar las partes altas de los lugares cerrados. El diseño es personalizado y adecuado al gusto o preferencia del cliente y aporta limpieza y uniformidad a la superficie donde se implanta. Asimismo, estos techos proporcionan una superficie compacta y resistente.

Recientemente, hemos ampliado nuestra actividad hacia Guinea Ecuatorial, para proveer a las superficies ecuatoguineanas de la última moda europea de interiorismo.

Entre las múltiples ventajas de los techos tensados destacan las siguientes:

  • Estética: las telas, texturas, colores, acabados, infinidad de formas y volúmenes posibles permiten crear diseños increíbles a un precio asequible. Los espacios pueden convertirse en escenarios de película con formas y diseños que antes era imposible imaginar. Los techos tensados son la revolución de este milenio en cuanto a interiorismo se refiere, pues se puede conseguir cualquier tipo de ambiente.

  • Mantenimiento práctico: los techos tensados, al ser falsos, pueden desmontarse en cualquier momento que se desee. Además, pueden limpiarse con agua y, como su morfología tiene memoria, simplemente con la aplicación de calor el techo recupera su forma y brillo originales (aunque hayan pasados años tras su instalación).

  • Instalación fácil: los techos tensados son confeccionados a medida y, por lo tanto, se adaptan a cualquier espacio, permitiendo su instalación en apenas horas. Asimismo, su colocación no ensucia prácticamente nada y no requiere de un gran esfuerzo.

  • Resistencia y seguridad: tienen una vida útil de, aproximadamente, 20 años o más. Además, su material puede aguantar fugas de agua de hasta varios litros.

  • Propiedades sonoras: estos techos tienen una capacidad de absorción acústica singularmente elevada. Poseen orificios diminutos casi imperceptibles por el ojo humanos capaces de transformar las ondas sonoras en energía térmica. De esta forma, se eliminan los molestos reflejos sonoros que se suelen generar en superficies grandes o llenas de gente.

  • Retroiluminación: la luz se convierte en un elemento decorativo mediante la utilización de diferentes grosores o telas, a través de las cuales se puede llegar a conseguir una amplia variedad de resultados según el paso de la luz. Sin embargo, el concepto lumínico va un paso más allá, pues no solo se puede controlar la cantidad de luz, sino que también se pueden modificar aspectos como el color o el brillo de las luces.

En Factorii queremos proveer a nuestros clientes de los mejores techos tensados que más se adecuen a sus espacios para aportarles innovación y belleza. Desde el primer día ofrecemos soluciones técnicas y personales.

Si deseas ampliar la información, no dudes en ponerte en contacto con nosotros.